Finalizó exitosamente proyecto Transformando del municipio de Chía en Colombia

Del original publicado por ANSPE.

Captura de pantalla 2014-10-02 09.26.24

Transformando es un proyecto de innovación social que consistió en empoderar a los niños y a las niñas de  las familias de la Red Unidos de Chía como agentes de cambio social. Este objetivo se logró a través de una estrategia integral que incluyó la distribución de un computador portátil XO de OLPC (One Laptop per Child) a cada niño y/o niña participante, el uso de videojuegos para el cambio y la participación virtual y presencial en espacios de aprendizaje en los que los niños y las niñas aportaron al proceso de superación de la condición de pobreza extrema de sus familias.

Este proyecto se gestó entre la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema- ANSPE, a través de su Dirección deInnovación Social, One Laptop per Child -OLPC y la Alcaldía de Chía, quienes se aliaron para poner en marcha esta iniciativa orientada a generar un alto sentido de apropiación comunitaria por parte de los niños, las niñas y sus familias, pertenecientes a la Red Unidos del municipio de Chía.

El proceso inició con una etapa de ideación a partir de un reto de innovación: ¿Cómo empoderar a los niños y las niñas como agentes de cambio usando las herramientas tecnológicas para ayudar a sus familias a superar su condición de pobreza extrema?

Luego se avanzó en la etapa de los prototipos, donde se diseñó una metodología multiestrategia y se desarrollaron contenidos digitales a través de videojuegos con el enfoque de ”juegos para el cambio”[1].

Posteriormente se realizó la fase de pilotaje, a la que se unió Chía, un municipio de avanzada, cuyo lema en el Plan de Desarrollo es ser un territorio inteligente e innovador; además de una Zona Libre de Pobreza Extrema.

En este momento crucial se pusieron en marcha las estrategias planteadas con las familias de la Red Unidos del municipio, con el objetivo de empoderar a los niños y niñas de 7 a 13 años como agentes de cambio dentro del proceso de corresponsabilidad familiar para superar las trampas de la pobreza.

Fueron nueve (9) meses de trabajo con los niños, las niñas y sus familias en los cuales se desarrollaron múltiples encuentros presenciales que involucraron a todos los participantes en la estructuración de proyectos que harían realidad los aprendizajes adquiridos. Igualmente, durante la ejecución del proyecto, los niños y niñas jugaron los tres videojuegos diseñados especialmente para facilitar el aprendizaje de logros relacionados con las dimensiones de nutrición y dinámica familiar.

En este contexto también se incluyó el uso de mensajes de texto y de un portal web que permitió la participación y la interacción de los niños, las niñas y las familias. Otra de las actividades a destacar fue el desarrollo de cinco videojuegos por parte de los niños beneficiarios en el marco de los talleres de programación, realizados con el acompañamiento de expertos en el tema.

¿Qué logramos?

Gracias a este proyecto se logró generar una cultura de uso de las nuevas tecnologías al interior de cada hogar. De la misma manera, se obtuvieron importantes aprendizajes relacionados con la dinámica familiar: la importancia del diálogo,  no lastimar físicamente, compartir más tiempo en familia, comunicar lo que se siente y lo más relevante, las familias conocieron las rutas y estrategias para prevenir y enfrentar el abuso sexual infantil.

Respecto a la nutrición, los participantes adquirieron mejores hábitos de manipulación de alimentos y aumentaron el consumo de frutas y verduras.

Una vez finalizado el proyecto también se generó por parte de los beneficiarios, un mayor interés en acceder a la oferta cultural, recreativa y deportiva del municipio. En este contexto los niños y niñas actuaron como agentes de cambio, pues por primera vez en el municipio de Chía se desarrolló un Concejo de niños y niñas en el que presentaron sus propuestas, las cuales se materializaron, en cuatro (4) proyectos: 1. El gran día: espacio de juego e integración familiar, 2. Ruta temática en bicicleta: pedaleemos en contra del maltrato infantil; 3. Fútbol Convivencia: campeonato para promover la convivencia en el fútbol y 4. Nutriteatro: Títeres para la nutridiversión.

Sin embargo, para las familias el resultado más importante fue la  Unión Familiar que se generó a través de estrategias que mejoraron la comunicación y la resolución de conflictos en el interior del hogar. Este proceso fue facilitado por el uso de las tecnologías que aumentaron las posibilidades para compartir y aprender en familia.

Cabe resaltar que se logró un nivel de participación en los encuentros presenciales, del 73% en niños y niñas, y del 64% en los padres de familia, con un 94% de permanencia de las familias en el proyecto.

¿Qué aprendimos?

Hay muchos aprendizajes por retomar y difundiruno de ellos es la apropiación comunitaria como clave para la sostenibilidad de los proyectos sociales. No solamente se trata del importante impacto que tiene el trabajo con los niños y las niñas para el proceso de superación de la pobreza extrema, sino también la incidencia que genera el uso de las tecnologías para democratizar el acceso al aprendizaje.  Un ejemplo de ello es que los niños se convirtieron en maestros de los adultos para el acercamiento a la tecnología.

El juego desde un entorno digital (videojuegos), y un entorno físico (la lúdica en los encuentros de aprendizaje), conectó a los participantes de todas las edades con los objetivos del proyecto generando co-responsabilidad y apropiación comunitaria, aspectos claves para la sostenibilidad de los proyectos sociales.

¿Qué sigue?

La Alcaldía de Chía, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, decidió dar continuidad al proyecto como una estrategia que permite promover la participación de los niños, las niñas y las familias Unidos.

Finalmente, pensar en el escalamiento como fase siguiente, implica retomar las lecciones aprendidas de esta experiencia, llevarlas a otros contextos que estén en el camino de convertirse en Zonas Libres de Pobreza Extrema y potenciar estrategias que rompan círculos viciosos de la pobreza desde la participación de los niños y las niñas.

PARA MAYOR INFORMACIÓN

Video documental del proyecto:

Página Web: http://www.transformando.gov.co/

Facebook: https://www.facebook.com/ChiaTransformando

Casos de éxito (blog): http://transformandoxo.wordpress.com/

SugarCamp Chía: http://app.eltiempo.com/#colombia/otras-ciudades/en-chia-crean-videojuegos-para-superar-la-pobreza/14263236

CONTACTOS:

AURA ESTELA MORA MONTERO

aura@laptop.org

Tel: 3123215851

One Laptop per Child

JUAN FELIPE YEPES

juan.yepes@anspe.gov.co

Tel: 3102541339

ANSPE- Centro de Innovación Social

 

One Laptop per Child Launches Social Program with Colombian Government

Miami, FL. One Laptop per Child Association (“OLPCA”) announced today that it
has entered into an agreement with the Colombian Government through La Agencia
Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema –“ANSPE.” ANSPE is responsible
for the development and implementation of a strategy to alleviate the most severe
poverty in Colombia. The ANSPE initiative is under the direction of the President’s
Office and ANSPE Director, Samuel Azout.

Under the agreement, OLPCA will provide its XO laptops to children in Chia,
Colombia. The project aims to support children as the catalysts to improve the
overall welfare of their families. The children will use specially designed software
and games on the laptops to facilitate greater use of the laptops by their parents.
Through the provision of education to both children and their parents, ANSPE hopes
to find that the overall welfare of the family improves. Children will use the laptops
in school and they will take the laptops home after school. Traditionally, 70% of
laptop usage in an OLPCA project occurs outside the classroom. This is one of the
first projects that will formally evaluate the benefits to the parents and the family
from the availability and use of a laptop in the home.

“OLPCA has always played a significant role in increasing social inclusion through its
projects. To work with the national government and ANSPE on a project that could
be expanded nationwide is a great opportunity for OLPCA,” said Rodrigo Arboleda,
CEO of OLPCA. “OLPCA has a long history in Colombia, with over 30 projects in
different locations, and we are honored to be selected by the Government to start
such an innovative program for the alleviation of poverty,” said Arboleda.